Balada de lo que no vuelve.-




Venía hacia mí por la sonrisa

Por el camino de su gracia

Y cambiaba las horas del día

El cielo de la noche se convertía

en el cielo del amanecer

El mar era un árbol frondoso lleno de pájaros

Las flores daban campanadas de alegría

Y mi corazón se ponía a perfumar enloquecido



Van andando los días a lo largo del año

¿En dónde estás?

Me crece la mirada

Se me alargan las manos

En vano la soledad abre sus puertas

Y el silencio se llena de tus pasos de antaño

Me crece el corazón

Se me alargan los ojos

Y quisiera pedir otros ojos

Para ponerlos allí donde terminan los míos

¿En dónde estás ahora?

¿Qué sitio del mundo se está haciendo tibio con tu presencia?



Me crece el corazón como una esponja

O como esos corales que van a formar islas

Es inútil mirar los astros

O interrogar las piedras encanecidas

Es inútil mirar ese árbol que te dijo adiós el último

Y te saludará el primero a tu regreso

Eres sustancia de lejanía

Y no hay remedio

Andan los días en tu busca

A qué seguir por todas partes la huella de sus pasos

El tiempo canta dulcemente

Mientras la herida cierra los párpados para dormirse

Me crece el corazón

Hasta romper sus horizontes

Hasta saltar por encima de los ábroles

Y estrellarse en el suelo

La noche sabe qué corazón tiene más amargura



Sigo las flores y me pierdo en el tiempo

De soledad en soledad

Sigo las olas y me pierdo en la noche

De soledad en soledad

Tú has escondido la luz en alguna parte

¿En dónde? ¿En dónde?

Andan los días en tu busca

Los días llagados coronados de espinas

Se caen se levantan

Y van goteando sangre

Te buscan los caminos de la tierra

De soledad en soledad

Me crece terriblemente el corazón

Nada vuelve



Todo es otra cosa

Nada vuelve nada vuelve

Se van las flores y las hierbas

El perfume apenas llega

como una campana de otra provincia

Vienen otras miradas y otras voces

Viene otra agua en el río

Vienen otras ojas de repente en el bosque

Todo es otra cosa

Nada vuelve

Se fueron los caminos

Se fueron los minutos y las horas

Se alejó el río para siempre

Como los cometas que tanto admiramos

Desbordará mi corazón sobre la tierra

Y el universo será mi corazón.

Vicente García Huidobro




Vicente García-Huidobro nació el 10 de enero de 1893, en Santiago. Hijo de Vicente García-Huidobro y María Luisa Fernández Bascuñán, sus padres pertenecieron a familias de la aristocracia colonial. Su madre fue una figura destacada del feminismo en Chile y concentraba en sus salones relevantes figuras del quehacer cultural nacional. Todo esto constituyó un aspecto importante en su formación como escritor.



El Ingenioso Hidalgo DON QUIJOTE De La Mancha



En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.



Él se nfrascó tanto en su lectura,que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer se le secó el cerebro de manera, que vino a perder el juicio.


Limpias, pues, sus armas, hecho de morrión celada, puesto nombre a su rocín (Rocinante) y confirmándose a sí mismo (Don Quijote de la Mancha) se dió a entender que no le faltaba otra cosa sino buscar una dama de quien enamorarse; porque el caballero andante sin amores era árbol sin hojas y sin fruto y cuerpo sin alma.

Dime






Dime por favor donde no estás


en qué lugar puedo no ser tu ausencia


dónde puedo vivir sin recordarte,


y dónde recordar, sin que me duela.




Dime por favor en que vacío,


no está tu sombra llenando los centros;


dónde mi soledad es ella misma,


y no el sentir que tú te encuentras lejos.




Dime por favor por qué camino,


podré yo caminar, sin ser tu huella;


dónde podré correr no por buscarte,


y dónde descanzar de mi tristeza.




Dime por favor cuál es la noche,


que no tiene el color de tu mirada;


cuál es el sol, que tiene luz tan solo,


y no la sensación de que me llamas.




Dime por favor donde hay un mar,


que no susurre a mis oídos tus palabras.


Dime por favor en qué rincón,


nadie podrá ver mi tristeza;


dime cuál es el hueco de mi almohada,


que no tiene apoyada tu cabeza.




Dime por favor cuál es la noche,


en que vendrás, para velar tu sueño;


que no puedo vivir, porque te extraño;


y que no puedo morir, porque te quiero.




Jorge Luis Borges






En 1954 graba "Casamiento de negros" un tema compuesto por Violeta a través del descubrimiento de tonadas campesinas, en 1956 los derechos de la melodía son vendidos al músico Les Bexter, quién le llamó a la composición Melodía Loca, es gracias al pago de éstos derechos que la Viola compra su primera casa en la comuna de La Reina.-




En 1956 una de sus joyas de más alto valor y que pasa directo al patrimonio nacional de Chile fue la composición que dice:


"Para olvidarme de ti


voy a cultivar la tierra,


en ella quiero encontrar


remedio para mis penas.


Aquí plantaré el rosal


de las espinas más gruesas


tendré lista la corona


para cuando en mí te mueras.


Para mí tristeza violeta azul


clavelina roja pa´mi pasión


y para saber si me corresponde


deshojo un blanco mansanillón,


si me quieres mucho, poquito, nada


tranquilo queda mi corazón."




Mis suaves impresiones de la Viola



Conocer la vida de Violeta Parra, la pizpireta, llamada íntimamente por sus padres, es llenarse de fuerzas,de energía,es saber y reconocer el tezón, es comprender que si se lucha la buena batalla puedes llegar a trascender más allá de ti misma, hasta lo más vital del simple existir.-


Conocer su vida es volar, es descubrir, es reinventar, es indignarse, es calmarse, es amar.-


"Cuando me iba a imaginar yo,que al salir a recopilar mi primera canción un día del año 1953, en la comuna de Barrancas, iba a descubrir que Chile, es el mejor libro de folclore que se haya escrito." Violeta Parra


En esas palabras encontramos uno de sus más preciosos legados, más de 3000 composiciones recogidas en el campo chileno, a fuerza de sacrificio, porque Violeta estaba sola en su afán, Violeta no contaba con estamentos o instituciones que la financiaran, no habían proyectos a los cuales se postulara, no existía una casa de la cultura que albergara su arte, ella estaba sola.Y en esa lucha logra recopilar éste legado musical, más de 3000 composiciones inéditas del canto campesino ( que por lo demás a casi 60 años está casi desapareciendo),reunidos en el libro "Cantos Folclóricos Chilenos" y en sus primeros 5 discos en solitario bajo el sello Emi Odeón.-

Música de Otoños sin Fin